El Aloe

Aloe Vera, la planta de la inmortalidad

El Aloe vera es una de las plantas que presenta un mayor número de aplicaciones terapeúticas y cosméticas, por ello, recibió el nombre de “la Planta de la Inmortalidad”.

Los tratamientos de salud y belleza que se realizan con sus hojas son conocidos desde la antigüedad: Cleopatra y Nefertiti ya los utilizaban para sus tratamientos diarios; Alejandro Magno la usaba para curar las enfermedades de sus soldados; Marco Polo para dolores estomacales; los indios para tratar su cabello; los árabes para hidratar la piel castigada por el desierto… Hoy en día se han comercializado hasta tal punto que podemos encontrar de forma habitual jugo, gel, cremas, champús, desodorantes y todo tipo de tratamientos. La forma más práctica de consumirlo el es Jugo.

aloe-vera-jugo

    Por vía oral, el jugo de aloe es un gran regulador, depurativo y tonificante general para los distintos sistemas y órganos de nuestro cuerpo, util en muchos trastornos internos:

  • Muy recomendado por sus propiedades cicatrizantes, antiinfecciosas y antiimflamatorias, entre otras, en úlceras y problemas irritativos, fermentativos, inflamatorios o infecciosos de la zona gastrointestinal, ejemplo Colitis ulcerosa y Enfermedad de Crohn.
  • Como depurativo y detoxificante se recomienda en afecciones hepatobiliares y en procesos asociados a una acumulación de toxinas como: artritis, procesos alérgicos (rinitis, asma) reumatismos, afecciones dermatológicas (ezcemas, acné, dermatitis), gota.
  • Ayuda a depurar y regular el organismo, y por tanto a rebajar los niveles de colesterol, ácido úrico y glucosa. Mejora la circulación venosa y el metabolismo en general.
  • Las mujeres embarazadas no deben tomarlo vía oral bajo ningún concepto ya que puede ser abortivo.

Por vía tópica, tiene efectos antiinflamatorios, cicatrizantes y suavizantes, esto favorece la regeneración de la piel y una correcta cicatrización.

  • Se han demostrado buenos resultados en alivio y curación de heridas, quemaduras, ezcemas, llagas, acné, manchas de la piel, psoriasis, etc.
  • También alivia el dolor muscular o articular, el picor, la irritación y la inflamación por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.
  • En quemaduras, tanto solares como de otro tipo, aplicado en compresas consigue un efecto calmante al tiempo que acelera la regeneración de la piel dañada.

En su aplicación Cosmética, el aloe revitaliza y tonifica la piel, proporcionándole una mayor resistencia, tersura y belleza. También mejora el aspecto de las cicatrices poco estéticas, las manchas y las estrias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s